Tus preguntas son aún más idiotas cuando se las haces a Google

Echando un vistazo a los nominados de los Webby 2015 me he encontrado con esta miniserie de YouTube de College Humor: If Google was a guy. Son 3 capítulos facilones de ver y que tendrán éxito por el ejercicio de escucha social que hacen para confeccionar el guión. Son las típicas preguntas que identificarás bien por la función del autocompletado, o que te sonarán “por que las hace un amigo” 😉

– deletrear mal tu búsqueda y que Google te sugiera la correcta todo altivo
– escribir dos palabras de una canción de la radio para ver si consigues el título de la canción y el artista (lo siento Shazam, pero sigo siendo vieja escuela)
– preguntas sobre drogas, embarazos, hechos históricos, castigos penales…
– cómo se pronuncia tal palabra en tal idioma…
– dónde está o cómo llego determinado lugar…
– preguntas para los médicos pues ya sabemos que Google es una consulta online aún cuando no debería y todos caemos…
– la incapacidad de Siri para entendernos todo lo bien que querríamos…

En definitiva, que somos muy curiosos y es en este motor de búsqueda en el que intentamos resolver nuestras inquietudes y preocupaciones. Ya que como nos muestra en el segundo capítulo, si BING fuese un hombre en el que confiar nuestras cuestiones, estaría bastante desempleado…

Advertisements

Google y la Web Semántica, sí. Pero no soy un artista

Hoy he estado leyendo un estudio en MOZ sobre las áreas calientes de la web cuando se realizan búsquedas en Google y cómo han evolucionado en desktop. Cuando lees estudios comparativos te das cuenta de que Google cambia la forma en rankear los resultados continuamente. Y que lo están haciendo bien (especialmente a la hora de resultados en inglés, que a veces en castellano ejem…) y fieles a su misión de:

organizar la información del mundo y hacerla universal, accesible y útil

También te das cuenta, o por lo menos a mi me lo parece, que lo que trata es que las empresas en sus estrategias de posicionamiento en buscadores hagan un balance de esfuerzos SEO-SEM. Algo así como que te tiene pillado para que tengas que destinar buena parte de recursos en aparecer en paid con long tail y en Google Merchant y que, además, te facilita fórmulas para que aparezcas en orgánico en el carrusel o en Knowdledge Graph. Sin embargo no te las pintes tan bonitas y dulces que no basta con que tengas destreza con el marcado semántico sino que además has de investigar cómo buscan tus usuarios en cada punto del proceso de búsqueda de información.

Estoy realmente alucinada (como te alucina todo lo que realmente es un misterio y no entiendes del todo bien como funciona) con cómo Google incorporó el autocomplete y cómo cada vez parece entendernos mejor que nosotros mismos. De verdad. Lo único que a veces estás j***** sino eres una receta, un artista, o un libro al que dar estrellitas 😉

Magic and Entities